Argentina: Deuda pública y presupuesto 2023 – Por Héctor Luis Giuliano

Humo y Espejos

El gobierno Fernández-Fernández, a través del Ministro de Economía Sergio Massa, hizo llegar al Congreso a mediados de Setiembre pasado el Proyecto de Ley (PL) de Presupuesto 2023, que se especula tendría un tratamiento más rápido de lo habitual, pudiendo ser aprobado a fines del corriente mes de Octubre.

La idea-eje es que el Presupuesto del año próximo se adecue a las exigencias financieras del nuevo Acuerdo firmado por la actual Administración Kirchnerista con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que está ratificado por Ley 27.668 de Marzo pasado.

Esta Ley convalida el cumplimiento del irregular Convenio Stand-By Macri del 2018 y las graves responsabilidades concurrentes del gobierno macrista y del propio FMI al respecto.

El Acuerdo con el FMI fija un duro Plan de Ajuste, que está en curso, tiene vigencia por 30 meses y prorroga luego la vigencia de los compromisos de la Argentina por otros 10 años a partir del 2025, esto es, hasta el 2034.

Conforme los términos de este PL de Presupuesto 2023 se reiteran los condicionamientos del convenio con el FMI y la Argentina queda subordinada así a una nueva etapa, más gravosa todavía, dentro de su Política Institucional de Deuda Perpetua.

LINEAMIENTOS BÁSICOS DEL PRESUPUESTO 2023[1]

El PL prevé un Déficit Fiscal de 6.4 B$ (≡ 29.200 MD), producto de Recursos estimados en 22.6 B$ (≡ 103.200 MD) contra Gastos por 29.0 B$ (≡ 132.400 MD).

Dentro del total citado de Gastos Públicos – que comprende Gastos Corrientes y de Capital – los Intereses a Pagar por la Deuda suman 2.9, casi 3.0 B$ (≡ 13.300 MD), lo que representa cerca de la mitad del Déficit Total.

Cabe observar además que el Gasto Tributario, es decir, el conjunto de exenciones fiscales por las que el Estado deja de percibir impuestos, es de 3.7 B$ (≡ unos 17.000 MD) para el año 2023.

O sea que entre ambos conceptos se explicaría comparativamente el monto del Déficit Fiscal.

LA DEUDA DEL ESTADO EN EL PRESUPUESTO 2023

La Deuda Pública de la Administración Nacional – en cabeza del Estado Central – es de 391.000 MD (≡ 49 B$) conforme los datos del último informe trimestral de Deuda, que son al 30.6 de este año.

En base a las actualizaciones mensuales del Ministerio de Economía (MECON), al 31.8.2022 – última información disponible – dicho stock llega a esa fecha a los 393.500 MD.

De este total, el año que viene le caen al Estado Central[2] vencimientos de Deuda Pública por concepto de Capital de 22.5 B$ (≡ 103.000 MD), que – como todos los años – está previsto refinanciar íntegramente con otras Deudas (hasta el último centavo), esto es, con refinanciación íntegra vía novaciones de Deuda (rescates o “amortizaciónes” de Títulos Viejos entregando en canje Títulos Nuevos) y además se contempla tomar Deuda Nueva por otros 7.5 B$ (≡ 34.000 MD), de modo que el total de Endeudamiento Público previsto como necesario para el 2023 llega así a la cifra récord de 137.000 MD.

Ergo, ello significa que el país tiene que cubrir el año próximo Necesidades de Financiamiento por el equivalente de un 35 % del stock total de la Deuda hoy existente, es decir, por más de la tercera parte (137.000 /393.500 MD).

Esta forma de cobertura deriva de las exigencias del FMI y la Banca Internacional en el sentido que la Argentina no financie el Déficit Fiscal con Emisión Monetaria sino con más Endeudamiento Público.

Esta nueva ola de endeudamiento provendría del Mercado Local y del Mercado Externo de Capitales (Organismos Multilaterales y/o Fondos de Inversión).

EL COSTO DE LA DEUDA CUASI-FISCAL

El Estado Argentino tiene la casi totalidad de sus pasivos financieros concentrados en una Deuda que en realidad es bicéfala: la Deuda Fiscal del Tesoro Nacional – en cabeza directa del Estado Central – y la Deuda Cuasi-Fiscal a cargo del BCRA.

El quantum de los Intereses a Pagar por el Tesoro Nacional en 2023 – los 3.0 B$ (≡ 13.300 MD) citados – es entonces sólo una parte del costo de esta Deuda por partida doble, ya que coexiste junto con la del BCRA.[3]

Son 242.000 M$ (≡ 1.100 MD) promedio Mes; 8.000 M$ (≡ 37 MD) por Día.

El Stock actual de Deuda por Letras de Liquidez (LELIQ) del Banco – al 30.9.2022 – es de 8.8 B$ (≡ 60.000 MD)[4] y estas letras, que son a 28 días de plazo, devengan una Tasa de Interés del 75 % Nominal (TNA), que equivale a una Tasa Efectiva del 107 % (TEA), lo que significa que en un año se paga más Intereses que Capital.

A valores de hoy esto representa Intereses a Pagar por Leliq del BCRA de 6.6 B$ (≡ 45.000 MD) en un año: son 550.000 M$ (≡ 3.700 MD) por Mes. Más de 18.000 M$ (≡ 124 MD) por Día. Con el Dólar Oficial a 147.315 $/US$ del Banco.

Resumiendo, si sumamos los Intereses a Pagar del Tesoro y del BCRA tenemos lo siguiente:

Esto demuestra, entre otras, al menos tres cosas importantes:

a) Que los Intereses a Pagar constituyen el principal Gasto del Estado Argentino.

b) Que el BCRA paga y/o capitaliza más Intereses que el Tesoro Nacional.

c) Que esta pesada carga de Intereses, que es cubierta permanentemente con Emisión Monetaria y con más Endeudamiento, es a la vez la causa primaria de la Inflación Argentina porque ambas fuentes se usan fundamentalmente para sostener el costo financiero de la Deuda Total (Fiscal y Cuasi-Fiscal) del país.

El PL de Presupuesto 2023 y el presente cuadro de situación del BCRA devienen así pruebas demostrativas de la trampa del Sistema de Deuda Pública Perpetua que condiciona en forma total y absoluta el Crecimiento y el Desarrollo de nuestra Economía Nacional.

Porque el principal problema de la Argentina es Financiero antes que Económico y si no se ataca primero el problema de la Deuda, que es el que condiciona toda la Política Financiera, no hay Política Económica posible.

Fuente: https://hectorluisgiuliano.wixsite.com/my-site/post/deuda-p%C3%BAblica-y-presupuesto-2023-5-10-2022

[1] Las abreviaturas M$/MD y B$ significan Millones de Pesos/Dólares y Billones de $ respectivamente y en todos los casos las cifras se expresan con redondeo por lo que pueden darse mínimas diferencias entre totales y sumatoria de términos. La mayoría de las veces los números se muestran con la equivalencia (≡) entre las dos monedas. Las Proyecciones Macro-Económicas y Financieras del PL toman como base un aumento de la Inflación Minorista (IPC) del 60 % y un Tipo de Cambio de 269.9 $/Dólar (prácticamente 270), que contra la Inflación esperada de 166.5 $/US$ a fin del presente año 2022 da un Dólar promedio de 219 Pesos (que es el que se toma a los efectos de cálculo en el presente trabajo). [2] Recuérdese que el Presupuesto corresponde sólo a la Administración Pública Nacional (APN), que comprende Estado Central – incluyendo Fondos Fiduciarios – Organismos Descentralizados e Instituciones de la Seguridad Social) y no contempla, por ende, las deudas del Banco Central (BCRA), Provincias/Municipios, Empresas del Estado ni Juicios perdidos con Sentencia en Firme. [3] Una parte del endeudamiento del Estado es Deuda Intra-Sector Público dado que el Tesoro le debe actualmente al BCRA unos 93.600 MD (≡ 13.8 B$): 74.600 MD (≡ 11.0 B$) por Títulos Públicos en cartera del Banco más 19.000 MD (≡ 2.8 B$) por concepto de Adelantos Transitorios. Donde cabe aclarar que la mayoría de la Deuda por Bonos está directamente en Moneda Extranjera porque es contrapartida de divisas giradas por el BCRA al Gobierno para que éste, a su vez, pague parte de su Deuda Financiera Fiscal. Como regla general, los Intereses de la Deuda Intra-Estado (Deudas con el BCRA, con el FGS de la ANSES y otros Organismos Públicos) no se abona sino que se capitaliza por anatocismo. [4] Básicamente, se trata de Letras de Liquidez (Leliq) del BCRA, que han crecido como Bola de Nieve: sumaban 5.0 B$ a fin del 2021 y han aumentado así en 3.8 B$ en estos 9 meses (un incremento del 75 %). Sin considerar aquí el discutible tratamiento contable de los Pases Pasivos, que a la misma fecha (30.9) totalizan otros 4.4 B$ (≡ 30.200 MD), dado que estarían calzados con Pases Activos configurados con garantías del propio BCRA.

videos relacionados

1 de 1040 Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *